Las clases de incapacidad laboral

Clases de incapacidad laboral

Una incapacidad laboral es la situación en la que se encuentra un trabajador debido a un accidente, una enfermedad profesional o una enfermedad común que le impide desarrollar su profesión habitual o cualquier tipo de actividad remunerada.

La incapacidad laboral está relacionada con la posibilidad/facultad de desempeñar un puesto de trabajo.

Clases de incapacidad laboral

Según el grado y alcance existen dos tipos de incapacidad:

  • Incapacidad temporal: se trata de una prestación que cubre la pérdida de rentas del trabajador producida por enfermedad  común o accidente no laboral, enfermedad profesional o accidente de trabajo y los períodos de observación por enfermedad profesional. Una persona está imposibilitada para el trabajo de manera puntual y necesita de asistencia médica.
  • Incapacidad permanente: Es una prestación económica que trata de cubrir la pérdida de ingresos que sufre un trabajador cuando por enfermedad o accidente ve reducida o anulada su capacidad laboral. Este tipo de incapacidad se divide, a su vez, en varios grados:
    • Incapacidad permanente parcial: aquel trabajador que debido a un accidente o enfermedad ve mermado en al menos un 33% su capacidad laboral.
    • Incapacidad permanente total: un trabajador que debido a sus lesiones o patologías no puede desempeñar su profesión habitual.
    • Incapacidad permanente absoluta: el trabajador que no puede desarrollar ningún tipo de actividad laboral.
    • Gran Invalidez: se trata del grado más alto de incapacidad. El trabajador necesita asistencia para las tareas más cotidianas de la vida diaria.

Solicitud Incapacidad Temporal

La situación de incapacidad temporal puede venir ocasionada por:

  • Una enfermedad común o un accidente no laboral.
  • Por una enfermedad profesional o accidente de trabajo.

Dependiendo del régimen de cotización del trabajador, los trámites a la hora de la solicitud de la prestación variarán.

Son beneficiarios:

  • Los trabajadores, incluidos en cualquier régimen de la Seguridad Social, siempre que cumplan determinados requisitos.
  • Los trabajadores del régimen especial de trabajadores autónomos (RETA)

Requisitos:

  • Enfermedad común: Estar afiliados y en alta o en situación asimilada al alta y tener cubierto un período de cotización de 180 días en los 5 años anteriores.
  • Accidente sea o no de trabajo y enfermedad profesional: No se exigen cotizaciones previas.

Trámites para solicitar dicha prestación

  • Acreditación de identidad del solicitante
  • Documentación relativa a la cotización: si se trata de un trabajador por cuenta ajena, certificado de empresa y si se trata de un trabajador autónomo, justificante de pago de cuotas de los dos últimos meses
  • Datos médicos: parte de baja y, en su caso, de confirmación de la baja o parte de accidentes de trabajo o enfermedad profesional, cumplimentado por la empresa, si la baja es por contingencias profesionales. El parte de baja se debe presentar a la empresa en el plazo de 3 días
  • Una vez presentado, la empresa deberá comunicar el parte de baja o los de confirmación de baja a la Seguridad Social.

El pago de la prestación:

  • Trabajadores por cuenta ajena: el pago lo efectúa la empresa como pago delegado con la misma periodicidad que los salarios. En los casos de enfermedad común o accidente no laboral, el pago entre el 4º y el 15º día de la baja corre a cargo del empresario, a partir del 16º la responsabilidad de pago será del INSS o de la mutua.
  • Trabajadores por cuenta propia: el pago lo realiza directamente la entidad gestora o mutua competente.

Solicitud Incapacidad Permanente

La situación de incapacidad permanente se alcanza tras la correspondiente resolución del expediente administrativo de incapacidad permanente por parte del INSS o por Sentencia firme.

Una vez finalizada la fase administrativa relativa al expediente, y en caso que fuera denegada la solicitud, se iniciaría el plazo de 30 días para presentar la preceptiva Reclamación Previa. En caso denegatorio tan sólo cabría plantear la demanda ante los Juzgados de lo Social.

En cuanto a quién puede iniciar el procedimiento de solicitud incapacidad permanente  podemos distinguir tres grupos:

  • El primero estaría compuesto por la propia Entidad Gestora  – INSS -, por la Inspección de Trabajo, o por los propios Servicios Públicos de Salud.
  • En un segundo grupo se encontrarían las denominadas Entidades Colaboradoras, que son las conocidas Mutuas de Accidentes de Trabajo, y que son las responsables en las contingencias que se deriven de Accidentes de Trabajo.
  • Por último, el inicio del procedimiento de solicitud incapacidad permanente podría iniciarlo el propio interesado.

Durante la tramitación o instrucción del expediente, el Equipo de Valoración de Incapacidades del INSS emitirá dictamen-propuesta. Teniendo en consideración tanto el informe médico de síntesis elaborado por los facultativos de la Dirección Provincial del INSS, como los informes de antecedentes profesionales.

A partir de ese momento, el Director Provincial del INSS dictará resolución expresa del expediente de solicitud incapacidad permanente, declarando un grado de incapacidad permanente (lesiones permanentes no invalidantes, incapacidad permanente parcial, incapacidad permanente total, incapacidad permanente absoluta, o gran invalidez), o denegando la misma.

Comments

mood_bad
  • No comments yet.
  • chat
    Add a comment